Lumiskin - ¡La innovadora formula CONTRA LA PIGMENTACIÓN!

⭐ ¡Transforma tu piel instantáneamente!
⭐ Elimina la pigmentación con 30 días de aplicaciones.
⭐ Fórmula nueva y patentada.
⭐ Detiene el proceso de envejecimiento por edad o deshidratación de la piel.

Resiliencia: ¡Cómo ser más resiliente!

Tratamientos faciales

Miriam Steinbach estudió sociología con política y psicología en Heidelberg. Luego completó su formación periodística en un diario en Karlsruhe y escribió textos para una revista de salud y estilo de vida. Su gran interés por lo digital la llevó a mylife.de en 2019. Desde entonces, no solo escribe sobre mindfulness y yoga, sino que también le gusta probarlo.

MAXIGROW - Mascarilla para el cuidado del cabello

⭐ Diga “no” al cabello fino, quebradizo y cansado.
⭐ Remedio eficaz contra la calvicie.
⭐ Fortalece el cabello desde la raíz hasta las puntas.

Pérdida del trabajo, divorcio o la muerte de un familiar: algunas personas no se derrumban ni en las mayores tormentas de la vida. Son resilientes, o resistentes. Lea aquí qué es exactamente la resiliencia, qué factores la componen y si es posible fortalecer su propia resiliencia incluso en la edad adulta.

Resiliencia: ¿Qué es?

El término resiliencia se deriva de la palabra inglesa «resiliencia». En alemán, significa resiliencia, resistencia o elasticidad. En psicología, la resiliencia define la capacidad de resiliencia y la fuerza interior.

Esto significa que en las personas resilientes, la salud mental se mantiene o se restablece rápidamente durante y después de la adversidad, por ejemplo, después de un divorcio, la pérdida de un trabajo o la muerte de alguien cercano. Óptimamente, aquellos que son resilientes no se desaniman por circunstancias de vida tan difíciles, sino que aprenden algo de ellas e integran las experiencias.

La resiliencia a menudo previene las enfermedades mentales

El estrés, los eventos traumáticos o las circunstancias estresantes de la vida a menudo desencadenan enfermedades mentales como la depresión, la ansiedad o la adicción. Es por eso que el concepto de resiliencia también juega un papel en varios métodos de tratamiento.

El término resiliencia como resistencia interna proviene originalmente de la psicología del desarrollo e inicialmente se refería a niños que se desarrollaban normalmente a pesar de circunstancias estresantes.

Interacción de factores de riesgo y de protección

Lo que constituye exactamente la resiliencia aún no se ha investigado completamente. Sin embargo, lo que está claro es que la resiliencia es un mecanismo psicológico complejo en el que la interacción de los factores de riesgo y protección en la vida de una persona es crucial. La genética también juega un papel.

También se ha demostrado que la resiliencia no es solo un rasgo estático de la personalidad, sino también una estrategia que se puede aprender para hacer frente a los problemas. Es por eso que la resiliencia se puede fortalecer incluso en la vejez.

Factores para la resiliencia

Lo que una persona percibe como estrés o desafío es subjetivo. Sin embargo, hay algunos factores que hacen que una persona sea más resistente a ella. Te presentamos estos factores.

Bonos firmes

En la década de 1950, la psicóloga del desarrollo Emmy Werner inició un estudio a largo plazo en la isla hawaiana de Kauai en el que participaron casi 700 niños y niñas de entornos difíciles.

Con el transcurso del tiempo, se hizo evidente que eran principalmente los niños quienes tenían un cuidador amoroso que luego llevó una vida estable como adultos. El cuidador no necesariamente tiene que ser uno de los padres. También desarrollaron resiliencia interna a través de un familiar, vecino o maestro confiable.

Los resultados del estudio de Hawái muestran: El apego es un factor protector importante. Es significativo para el desarrollo de la resiliencia que un niño tenga al menos una figura de apego cercana que se preocupe amorosamente, responda a las necesidades, establezca límites y brinde orientación. También se ha demostrado en otros estudios que un solo apego confiable a menudo compensa factores de riesgo como la pobreza.

Genética

Varios científicos también han descubierto que existen varios «genes de resiliencia». Incluyen:

Gen 5-HTT

El gen 5-HTT contiene el modelo para el transportador de la hormona de la felicidad, la serotonina. La característica especial: hay una versión más corta y una más larga. La variante larga del transportador de serotonina aparentemente media la resistencia a circunstancias adversas.

Gen MAO-A

También existe el llamado gen de la «espiral de violencia». Es nuevamente un rasgo hereditario que afecta el metabolismo de la serotonina, a saber, el gen de la enzima monoaminooxidasa-A (MAO-A). La variante del gen para la alta actividad de MAO-A media la resistencia psicológica a circunstancias adversas.

Sin embargo, los científicos solo han podido demostrar el efecto en sujetos masculinos, ya que el gen de la MAO-A se encuentra en el cromosoma X. Mientras que los hombres tienen solo un cromosoma X, las mujeres tienen dos. Por lo tanto, una mutación en el gen MAO-A no les afecta con tanta fuerza.

Interacción del medio ambiente y la genética: epigenética

Sin embargo, una condición genética desfavorable no significa que una persona no pueda ser resiliente. Más bien, la interacción del medio ambiente y la genética es crucial. Específicamente, la epigenética.

A lo largo de la vida de una persona, su composición genética continúa cambiando a través de procesos epigenéticos. Esto significa que cuando tenemos ciertas experiencias, se reflejan como marcadores químicos en el ADN en numerosos lugares del cuerpo.

Los factores típicos que dejan su marca incluyen:

  • Estrés
  • Dieta
  • drogas
  • La contaminación del aire
  • esfuerzo mental

Sin embargo, los cambios epigenéticos también se pueden borrar. Los investigadores sospechan que, especialmente las personas que reaccionan fácilmente al entorno con cambios epigenéticos, a su vez también se benefician de comportamientos positivos y, por lo tanto, se vuelven más resistentes. Por ejemplo, a través de ejercicios de relajación, entrenamiento antiestrés o psicoterapia.

Tratamientos cutáneos con láser cosmético

⭐ 100% eliminación de acné.
⭐ Eliminación de venas de las piernas.
⭐ Eliminación de cicatrices.
⭐ Manchas marrones.

Qué caracteriza a una persona resiliente

El estudio de Hawái encontró que a los niños particularmente amigables y cariñosos les resultó más fácil encontrar un cuidador. Por lo tanto, una personalidad abierta es un requisito previo importante para formar vínculos y, por lo tanto, volverse resistente.

Las personas resilientes también muestran menos actividad en la corteza cerebral. Esto significa que se preocupan menos por el pasado o el futuro. Como resultado, no te alteras tanto y esperas con más calma a ver qué sucede. También estás más atento en la vida cotidiana. Esto puede tener un efecto positivo sobre la presión arterial.

Además, las personas resilientes suelen tener estas características:

Equilibrio emocional

Las personas resilientes son emocionalmente equilibradas. Su tolerancia a la frustración es alta y tienen un temperamento flexible y menos impulsivo. No se sienten frustrados por los vientos en contra de la vida, sino que abordan los problemas. No se ven a sí mismos como víctimas del destino, sino que toman el control de sus vidas.

autoeficacia

Otra característica propia de las personas resilientes es que creen en sí mismas y son optimistas. En la mayoría de los casos, han adquirido la llamada expectativa de autoeficacia a una edad temprana. Esto significa que están convencidos de que pueden influir en el mundo de manera específica. Creen que las cosas se desarrollarán como ellos quieren. Un ejemplo de autoeficacia es el eslogan de Barack Obama: «¡Sí, podemos!»

Los estudios también han demostrado que la expectativa de poder resolver un problema también ayuda en la realidad. Así, la autoeficacia da lugar a una sana confianza en uno mismo, otro requisito previo importante para la resiliencia.

Inteligencia y humor

La inteligencia es otro factor de resiliencia. Hace que sea más fácil para una persona encontrar formas creativas de salir de una crisis. El humor ayuda a aliviar la tensión y obtener apoyo social.

Los siete pilares de la resiliencia

Existen varios modelos en psicología que tratan sobre la resiliencia y explican cómo entrenarse para lidiar con el estrés y las crisis en la vida cotidiana. Los «siete pilares de la resiliencia» es un modelo de Ursula Nauber que se utiliza en numerosos cursos en Alemania.

Los siete pilares de la resiliencia incluyen:

  1. Optimismo: Se refiere a la actitud de que los problemas tienen solución y pueden superarse.
  2. Aceptación de las crisis. Sólo cuando se aceptan los problemas se pueden encontrar soluciones.
  3. Orientación a la solución: En el tercer paso, es importante encontrar una solución al problema y así ganar control sobre la crisis.
  4. Abandonar el papel de víctima: Para poder actuar es importante volver a tomar conciencia de las propias capacidades y no verse como una víctima del destino.
  5. Asumir la responsabilidad: reconocer que uno mismo es responsable de las cosas y puede influir en ellas de manera específica.
  6. Orientación a la red: Los lazos estrechos transmiten un sentido de pertenencia y reducen los niveles de estrés.
  7. Planificación para el futuro: parte del futuro se puede planificar. Por lo tanto, es bueno prepararse para las crisis o, idealmente, reconocerlas a tiempo, tomar contramedidas y así evitarlas.

Cómo promover la resiliencia: los mejores consejos

Hay algunos consejos prácticos de la investigación para ser más resilientes en la vida cotidiana. Éstos incluyen:

  • Es importante conocer sus propias fortalezas y debilidades.
  • Aceptar que el cambio es parte de la vida.
  • No trabaje en varios problemas a la vez. Si tienes problemas con tu relación en privado, no provoques conflictos en tu vida profesional también.
  • No te sientas víctima del destino. Siempre hay un nuevo comienzo. Quizás una crisis es también una oportunidad para algo nuevo que te hará feliz.
  • Márcate metas realistas.
  • Mantén tus relaciones sociales.
  • Haz algo bueno por ti mismo. Los sentimientos positivos como la alegría, el amor o el humor fortalecen tus defensas y compensan las experiencias negativas.
  • Establezca límites en su trato con otras personas. Por ejemplo, si ciertas amistades solo te están agotando las fuerzas, no es necesario que te mantengas en contacto.
  • Si alguien ha fallecido, a veces es útil recordar qué estrés ya ha superado. ¿Recuerdas alguna estrategia que te haya ayudado? Si es así, tal vez sean apropiados durante este momento difícil.
  • Si tu duelo va acompañado de trastornos del sueño, abatimiento o apatía, y si duran más de dos semanas, acude al médico y aclara los síntomas. La psicoterapia puede ser aconsejable.

Los niños y la resiliencia

Un bebé ya tiene una cierta cantidad de resiliencia debido a los genes. En los primeros años de vida se desarrolla una mayor resiliencia interna. Durante este tiempo, es particularmente importante crear un clima educativo positivo, asignar responsabilidades e inculcar un sentido de pertenencia.

Sin embargo, de ninguna manera es recomendable mantener los problemas fuera del alcance de los niños. Según la psicóloga Christina Berndt, la resiliencia debe entrenarse como un músculo. Los padres que sobreprotegen a sus hijos muchas veces consiguen lo contrario de lo que realmente buscan: no protegen a sus hijos, sino que los vuelven más inestables porque no pueden afrontar las dificultades.

En la vida cotidiana, esto significa que siempre que un niño no necesite necesariamente ayuda, los padres deben dejarlo en paz. Por ejemplo, un niño de dos años puede levantarse solo si se ha caído.

Con niños mayores, es útil darles responsabilidades apropiadas para su edad. Estas pueden ser tareas sencillas del hogar, como sacar la basura o limpiar la habitación del niño.

Es más probable que los niños se vuelvan resilientes cuando los padres los cuidan con autoridad. Esto significa que muestran calidez y apoyo, pero también establecen límites y control claros. Cuando los niños tienen experiencias negativas, también es importante mostrarles que usted, como adulto, está allí, sin importar las tonterías que hayan hecho. Este es uno de los factores protectores más importantes en la vida.

También es importante para la resiliencia interior que un niño gane confianza en su propia fuerza y ​​habilidades. Deben experimentarse a sí mismos como valiosos y sentir que pueden marcar la diferencia a través de sus acciones.

Límites de la resiliencia

Aunque la resiliencia se puede aprender a lo largo de la vida, el concepto tiene límites. Por ejemplo, no aborda las injusticias sociales. Más bien, los propios individuos tienen la responsabilidad de superar sus crisis. Sin embargo, esto ejerce una gran presión.

Las actitudes a nivel emocional también suelen ser difíciles de cambiar. Si alguien ya ha experimentado muchas cosas negativas en su infancia y ahora no consigue un trabajo, a menudo no es fácil para él convertir su actitud ante la vida en una actitud positiva.

Además, el propio margen de maniobra en la vida a veces es limitado. La diligencia, el optimismo y la apertura no garantizan automáticamente que todo saldrá bien. A menudo se necesita suerte y la oportunidad adecuada para salir de situaciones difíciles. No basta con ser flexible y adaptable.

Cualquier persona que se sienta abrumada por sus crisis y preocupaciones y tenga que luchar durante más de dos semanas con problemas físicos como insomnio, apatía y dolores de espalda, de estómago o de cabeza, debe buscar ayuda médica.

Obten el depilador más perfecto de todos los que han existido!

⭐ Diseñado y fabricado en Alemania.
⭐ 4 cabezas flotantes chapadas en oro de 18 quilates.
⭐ Sin dolor, cortes e irritación.
⭐ Adecuado para todas las áreas del cuerpo.

Historias de mujeres
Add a comment